Unen esfuerzos para evitar hidroeléctrica en el río Mogoticos

La tarea principal es que la licencia ambiental no sea otorgada porque después de eso no hay mucho por hacer, manifestó Mauricio Torrado Mesa, coordinador del observatorio de conflictos ambientales de la Corporación Compromiso.ç

Reunidos en el marco del reciente festival ‘Un grito por el agua’ en San Gil, los defensores ambientales se pusieron de acuerdo sobre el plan a seguir para evitar que el proyecto de la Pequeña Central Hidroeléctrica, PCH, se desarrolle en el río Mogoticos.

La primera petición se está haciendo a la Corporación Autónoma de Santander, CAS, para que cite a una audiencia pública en donde se pueda hablar con claridad sobre el tema y los impactos negativos que tendría sobre el río y sus ecosistemas.

Una de las mayores preocupaciones la planteó Gilberto Hernández Villalba, delegado de Asojuntas de San Gil y miembro del Consejo de Desarrollo Rural del municipio, quien manifestó que en 2017 cuando la empresa Hidroturbinas Delta se presentó ante las comunidades y habló de las inversiones sociales que haría, recogió una serie de firmas que ahora aparecen en el proyecto como si la comunidad lo estuviera apoyando.

Jaher Torrado Niño, abogado con magister en derechos humanos y miembro del Comité para la Promoción y Acción Jurídica Popular, contó que se han presentado ya solicitudes a la corporación y es fundamental que dicha audiencia se realice lo antes posible, porque es conocido que el proyecto ya está radicado ante la entidad buscando que se le otorgue la licencia ambiental.

La tarea principal es que dicha licencia no sea otorgada porque después de eso no hay mucho por hacer, manifestó Mauricio Torrado Mesa, coordinador del observatorio de conflictos ambientales de la Corporación Compromiso.

Luego de recibir la licencia, las empresas pasan a solicitar el ordenamiento del caudal y eso significa que las actividades, las relacionadas con agricultura, minería y demás que se realizan en torno a un río son suprimidas para que la hidroeléctrica pueda usar todo el recurso. “eso sucede en todos los proyectos”, sentenció Torrado, explicando que los productores campesinos serían los más perjudicados.

El profesional de la fundación Compromiso dijo también que el proyecto como está planteado no respeta las condiciones legales existente frente al uso del agua, puesto que establece el uso de seis metros cúbicos de agua de los siete metros cúbicos de agua que tiene el río Mogoticos, por lo que dejaría solo un metro cúbico para la supervivencia de los ecosistemas y el uso de la población.

Otras alternativas

A la presión social y popular contra el desarrollo del proyecto, Mesa hizo un llamado a los concejos municipales de San Gil y Mogotes para que hagan declaratorias de protección y así se ponga fin a la intención de la PCH y en eso su organización estaría dispuesta a facilitar los textos y todo el apoyo que las corporaciones necesiten.

Es preciso recordar que recientemente un acuerdo aprobado en el Concejo de Mogotes fue revertido por un tribunal administrativo y el alcalde del municipio, Higinio Rueda Sánchez, ahora enfrenta denuncias ante los entes de control del Estado.

Sobre este hecho, Mesa destacó que ahí lo que hubo fue un error al incluir el cañón del río Mogoticos como zona de utilidad pública. Por este motivo, invitó a los concejales de Mogotes a proponer y aprobar un proyecto de acuerdo en donde se declare el cañón Patrimonio Histórico y Cultural aprovechando las cuevas indígenas y demás características que tiene.

Así mismo, los concejales sangileños podrían trabajar en un proyecto de acuerdo para declarar la zona de reserva de protección absoluta, como ya se hizo en San Vicente de Chucurí.

Las dos corporaciones municipales pueden y tienen la facultad de intervenir en el proceso debido a que el proyecto iniciaría en una sección del río ubicada en la vereda Las Vegas de Mogotes donde empezaría la captación del agua y 6,3 kilómetros más abajo, en la vereda Cañaveral de San Gil estaría ubicado el cuarto de máquinas, precisó Mesa.

La próxima reunión del comité de defensa está citada para el próximo 4 de noviembre en la casa de la cultura de San Gil, en donde se espera haya participación de las autoridades.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *