Precios dejarán una cosecha cafetera para la historia

Para San Gil, solo en ventas de cosecha la cifra llegaría a $45.000 millones aseguró Rafael Acosta Wandurraga, secretario de Desarrollo Económico local.

Los cafeteros del sur de Santander tienen septiembre marcado en el calendario, porque es el mes en que empiezan a darse los primeros granos de la cosecha. Este año será especial para los productores porque se dará en medio de los mejores precios de la historia o por lo menos en eso confían.

El impacto positivo para la economía innegable, así lo hizo saber Cristian Soto, gerente de la Cooperativa de Caficultores de Santander, empresa que compra por lo menos el 25% de la producción del grano en las provincias Guanentá, Comunera y Vélez. La expectativa es cumplir la misma meta de 2020, es decir, 11 millones de kilos, que representan alrededor de $130.000 millones.

El directivo indicó que eso es dinero que circula en la economía porque los cafeteros pagan mano de obra, productos para la cosecha, transporte, alimentación, pagan préstamos, invierten en sus fincas.

Ahora mismo Soto no se atreve a hacer una estimación de cual será el precio del café para la segunda semana de octubre cuando se tiene previsto empiecen a llegar las cargas en gran cantidad desde las fincas. En medio de la marcada volatilidad de los precios delimitados por el dólar y el déficit de producción en Brasil, lo que sí tiene claro el directivo es que fijo estará por encima de $1,2 millones la carga (125 kilos) y los cafeteros le apuntan a que el precio en alza se mantenga y como viene sucediendo las últimas semanas se mantenga por encima de los $1,6 millones. Ayer cerró en $1,7 millones cada una.

Pedro Pablo Forero Mayorga entiende que esto puede ser algo momentáneo y por eso es fundamental aprovechar lo que esta sucediendo este año.

“Venimos de años muy malos, en 2012 estuvo a $300.000 la carga y no nos alcanzaba ni para comer”, confesó el experimentado productor, con su finca cafetera en el Páramo.

Desde el año pasado la cotización viene en alza continua y ya hacen cuentas de lo que podrían hacer con los dineros extras. Si todo continúa como va, Forero sueña con pagar las deudas bancarias que adquirió para la cosecha e invertir en la tecnificación del cultivo y renovación de los cultivos, elementos que resultan fundamentales para mejorar la productividad y competitividad.

No se puede negar que el momento es bueno, por no decir que uno de los mejores. Lo único malo es que los fertilizantes siguen subiendo, afirmó Jesús Fernando Gómez Rodríguez, productor miembro del Comité de Cafeteros del Socorro, población que figura como la más cafetera de Santander.

El representante comunero explicó que hace un año, en plena cosecha, un bulto de fertilizante de 50 kilos costaba $79.000 y hoy, el mismo bulto, de la misma marca, cuesta $138.000.

Gómez afirmó que todo está dado para que sea una cosecha inolvidable en cuanto precios y ganancias. Es que si la alta cotización se mantiene, con una proyección de producción de 46.000 cargas de café, solo en el Socorro la cosecha movería más de $70.000 millones.

Para San Gil, solo en ventas la cifra llegaría a $45.000 millones aseguró Rafael Acosta Wandurraga, secretario de Desarrollo Económico local. Sin embargo, al concentrar las compras de la provincia, el movimiento de dinero será mucho mayor.

Extremar medidas

En medio de este panorama alentador, las recomendaciones a los productores aumentan en materia de seguridad. Usar canales virtuales de pago, pedir el acompañamiento de las autoridades, vigilar muy bien a quien contratan en las fincas, que todas las personas tengan identificación, preferiblemente conocidas, son algunas de las recomendaciones que hacen las autoridades.

En cada municipio en las próximas semanas se estarán lanzando los planes de cosecha biosegura para mantener la lucha contra el COVID-19 y las de seguridad.

POR: VANGUARDIA.COM

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *