Hijo desenterró a su mamá que murió por COVID-19 para comprobar que no lloraba el cuerpo equivocado

Por un fallo judicial, este jueves se realizó la exhumación del cuerpo de la mujer en un cementerio de Bucaramanga.

Durante los últimos cinco meses, 15 hermanos han vivido un drama en Santander luego que su mamá muriera por COVID-19.

La mujer de 80 años falleció como consecuencia al virus el 8 de enero en una clínica de Floridablanca la cual procede a notificarle a la familia sobre el deceso, pero 24 horas después no había entregado el cuerpo.

«Luego supimos que, por un error, los funcionarios de la clínica Fosunab le entregaron el cuerpo de mi mamá a una familia de Charalá que también había perdido a su mamá por el virus, ahí comenzó nuestro drama», aseguró en dialogo con BLU Radio, Gonzalo Serrano.

El 11 de enero Gonzalo Serrano y sus 14 hermanos pudieron recuperar el cuerpo de quien supuestamente era su mamá.

«Pero la clínica nuevamente no nos dejó comprobar que era nuestra mamá, nos entregaron el cuerpo en una bolsa blanca sellada y procedimos a enterrarlo en un cementerio de Bucaramanga», indicó.

«Ante las dudas de mis hermanos, procedimos a interponer una tutela que ganamos y obligó a Fosunab a pagar la exhumación que se realizó este jueves», manifestó el señor Serrano.

FOTO FALLO TUTELA DESENTIERRO.jpg

«Hoy pudimos comprobar que el cuerpo que enterramos en enero era nuestra madre. Pero vivimos cinco meses de angustia, no sabíamos si estábamos llorando un cuerpo diferente, es un drama que no se lo deseo a nadie», precisó.

«Esto debe servir de experiencia para que las clínicas ajusten sus procesos y protocolos en la entregada de cadáveres de personas que fallecen por el COVID-19 y no generen más angustia a las familias que están pasando por un dolor intenso», señaló el concejal de Betulia, Gonzalo Serrano.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares