Vía al aeropuerto Los Pozos de San Gil ya tiene grietas

Al ver las imágenes tomadas por Vanguardia, el alcalde Hermes Ortiz Rodríguez manifestó su preocupación y dijo que elevaría una petición a la Secretaría de Infraestructura de Santander, porque por pólizas de garantía el contratista debería responder.

Desde la emisión el año pasado de un comunicado en donde la Empresa Nacional Promotora del Desarrollo Territorial anunciando que la pavimentación de la vía al aeródromo Los Pozos de San Gil había terminado y el trayecto estaba oficialmente abierto pasaron cinco meses. Hoy, en el último kilómetro llegando a donde se construye el terminal de pasajeros para los vuelos, hay una grieta en la mitad de la carretera de más de cinco metros de largo.

Al ver las imágenes tomadas por Vanguardia, el alcalde Hermes Ortiz Rodríguez manifestó su preocupación y dijo que elevaría una petición a la Secretaría de Infraestructura de Santander, porque por pólizas de garantía el contratista debería responder.

‘A ojo de buen cubero’, como dice el adagio de origen cubano, Ortiz dijo que tal vez se trate de un desplazamiento de bancada, que evidenciaría problemas de cimentación o la falta de construcción de un muro de contención, por lo que la solución entonces no debería ser un simple reparcheo.

Es que la obra tendría pólizas de garantía por cinco años y no se entiende cómo sin estar el aeródromo en funcionamiento, lo que implica un tráfico vehicular leve, se presenta un deterioro de esta naturaleza en un lugar por el que transitan más bicicletas que automotores.

El mandatario dijo que la obra de la construcción del terminal de pasajeros del aeródromo ha implicado el tránsito de volquetas y una vía de esta naturaleza debería poder soportarlo, porque no se trata de camiones ni vehículos de carga pesada.

Gran inversión

La pavimentación de los 4,5 kilómetros en la vía a Los Pozos tuvo una inversión de $10.491 millones, gracias a un convenio entre la Empresa Nacional Promotora del Desarrollo Territorial, ENTerritorio, y el Departamento Nacional de Planeación, DNP.

La obra, cuya terminación y habilitación se hizo por medio de un comunicado en noviembre de 2020, es fundamental para la conectividad de las veredas de la parte alta del municipio y el funcionamiento del terminal aéreo que se espera quede listo este año.

Otros problemas

La vía usada frecuentemente por corredores, ciclistas y caminantes sangileños es un ejemplo de la falta de cultura con tapabocas, bolsas de agua, latas de bebidas y otros residuos, tirados a los costados.

Además, la maleza tiene parcialmente tapadas algunas alcantarillas y algunas señales de tránsito se pierden por la cobertura natural.

POR: VANGUARDIA.COM

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares