La sequía no da tregua y aumenta el racionamiento en Barichara y Villanueva

Si las condiciones climáticas no cambian, el embalse El Común se secará en un periodo máximo de dos meses. Mientras tanto, desde Acuascoop, empresa encargada de la administración del lugar, siguen reduciendo el tiempo de servicio a los acueductos de Barichara, Villanueva y Cabrera.

Las válvulas estaban abiertas 14 horas al día, ahora se bajó a 12 horas y “seguramente seguiremos disminuyendo el horario con el paso de las semanas”, dijo Libardo Atuesta, gerente de la asociación.

El espejo de agua en la actualidad es de tres metros y medio, por debajo de los 5 metros y medio que debería tener para funcionar normalmente.

Ese nivel no se ve desde hace mucho tiempo y con las lluvias actuales es poco probable que se presente algún cambio, porque son muy leves, explicó.

Atuesta aseguró que el año pasado el nivel máximo fue del 70% de la capacidad y hubo necesidad de hacer racionamiento durante los 12 meses. “Antes los meses críticos eran solo diciembre, enero y febrero. Con el paso del tiempo la situación climática se ve más difícil y sin soluciones”, declaró.

En medio de esta situación, los habitantes de estas zonas de Santander enfrentan fuertes racionamientos y en algunos sectores, especialmente los rurales, se depende de los carrotanques.

En Barichara los hogares reciben de forma sectorizada dos horas al día y en el sector rural dos horas por semana. Así mismo, en Villanueva las familias reciben agua desde las 5:00 de la mañana hasta las 12 del mediodía, también de forma sectorizada.

La única solución a corto plazo son los proyectos de pozos profundos en los que trabajan las administraciones locales.

POR: VANGUARDIA.COM

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares