Buen momento de los cafeteros de la región

En medio de las dificultades del 2020, esta será la mejor cosecha en los últimos siete años, aseguró Cristian Soto, gerente de la Cooperativa de Caficultores de Santander

A falta de algunas semanas para terminar la cosecha cafetera, los productores de las provincias Guanentina y Comunera celebran los buenos resultados obtenidos.

En medio de las dificultades que trajo el 2020, esta será la mejor cosecha en los últimos siete años, aseguró Cristian Soto Zapata, productor y gerente de la Cooperativa de Caficultores de Santander, que compra la mayor parte del grano que se produce en la región.

Aún esperando el producto de algunas fincas que están terminando de recoger el grano, el experto estima que comparando los resultados con los del año anterior, habrá un crecimiento entre el 20% y 25% en la cosecha que normalmente inicia en septiembre y termina en febrero.

Jesús Fernando Rodríguez, productor de café y presidente del Comité de Cafeteros del Socorro, dijo que solo en la capital comunera se espera una producción superior a las 60.000 cargas, superando las 54.000 cargas de la cosecha anterior.

Este municipio es el principal productor del grano en el departamento. Allí hay 4.293 hectáreas destinadas a la siembra de café, con cerca de 1.500 productores. Esto sin tener en cuenta las cifras de Palmas del Socorro y Hato, que también hacen parte del comité local.

Rodríguez dijo que en la capital comunera el 90% de la cosecha ya fue recogida y la mayor parte de las fincas están en el proceso de raspado, que consiste en dejar los árboles sin pepas, fundamental para la próxima cosecha.

En San Gil la recolección cafetera también aumentó a buen ritmo, dijo Rafael Acosta, productor cafetero y vocero de la secretaría de Desarrollo Económico

El otro ítem que hace pensar en que los resultados de la cosecha serán muy buenos es el precio de compra de la carga de café, la cual se ubicó por encima de un millón de pesos, hasta superar en ocasiones los $1,2 millones.

Los buenos resultados en la cosecha de 2020 se dan a pesar de los problemas denunciados por cafeteros como Nicanor Márquez, presidente del Comité de Cafeteros de San Gil, quien resaltó las dificultades que tenían algunas fincas por el verano que retardó la maduración de algunos granos.

El presidente del Comité Cafetero socorrano resaltó que esta situación aumentó los costos de la cosecha, pero esto no afectó el bolsillo de los productores. Rodríguez dijo que con los precios de compra se logró recuperar la inversión hecha para la implementación de los protocolos y en muchas fincas se les pagó más a los recolectores.

POR: VANGUARDIA.COM

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares