En 30 meses estará listo el nuevo hospital de San Gil

La luz verde para el reinicio de las obras llegó desde el Ministerio de Salud, entidad que dio la aprobación técnica del proyecto, un proceso de estudio que duró un mes aproximadamente.

En medio de la incredulidad de los sangileños, las obras de reposición de la planta física del Hospital Regional de San Gil iniciarán el próximo lunes. Esa es la expectativa de Jaime René Rodríguez, secretario de Infraestructura de Santander.

Las obras fueron suspendidas el 18 de noviembre de 2019 por las falencias en los estudios de suelos denunciadas por el contratista del proyecto. En estos más de 12 meses de espera, en donde los habitantes del municipio se manifestaron pidiendo un hospital digno, salieron a relucir un sinnúmero de problemas en el proyecto, que iban desde la falta de planeación hasta la omisión en la inclusión de las obras de urbanismo.

Ayer, la luz verde para el reinicio de las obras llegó desde el Ministerio de Salud, entidad que dio la aprobación técnica del proyecto, un proceso de estudio que duró un mes aproximadamente.

Con las modificaciones necesarias el nuevo proyecto tendrá un costo de $46.208 millones, incluyendo los $24.000 millones iniciales. Los $22.208 millones faltantes fueron comprometidos dentro del ‘Pacto Funcional’, firmado entre la Gobernación de Santander y el Gobierno Nacional.

Horbes Buitrago Mateus, que asumió la gerencia del Hospital Regional de San Gil en 2020, aseveró que el principal reto fue subsanar las diferentes fallas que tenía el proyecto. “El ajuste del proyecto corresponde al cambio del diseño estructural justificado en la condición del terreno encontrado, y el cambio total del diseño eléctrico, ajuste de instalaciones hidrosanitarias, ajuste de redes contra incendio, ajustes diseño ventilación mecánica y mayores y menores cantidades de obra e ítems adicionales y equipos no tenidos en cuenta en el presupuesto inicial e ítems nuevos producto del ajuste de los diseños”, cita el proyecto viabilizado por el Ministerio de Salud.

En el último año, en San Gil la petición de un hospital digno se convirtió en un clamor popular. En estos meses fue fundamental la sumatoria de la Contraloría General de la República a través del programa ‘Compromiso Colombia’ y el trabajo conjunto desarrollado entre las nuevas administraciones del Hospital Regional de San Gil y la Secretaría de Infraestructura de Santander.

El cronograma

La primera fase del proyecto tendrá una duración de 12 meses. En ellos se construirá el edificio nuevo e invertirán los $24.000 millones aportados inicialmente que alcanzarán para dejar la estructura en obra negra.

Esa primera fase se tiene presupuestado que termine en diciembre de 2021. En ese momento acabaría el contrato actual y debería estar lista una nueva licitación para la ejecución de las siguientes fases.

Rodríguez explicó que estos meses se aprovecharán para subir la segunda fase al banco de proyectos de la Gobernación de Santander y empezar el proceso de contratación.

La segunda fase, que consiste en la terminación del edificio con obras de acabado y la tercera fase que incluye todo lo relacionado a las obras de urbanismo, se harían entonces con los nuevos recursos gestionados por la Gobernación de Santander.

La segunda fase se desarrollaría entre enero de 2022 y diciembre del mismo año, para en 2023 dedicarse solo a temas de urbanismo. Al final serán 30 meses de trabajo.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares