La minga indígena se dirige a Bogotá

Los representantes de las comunidades indígenas esperan que unas 10.000 personas se movilicen desde este jueves hasta la capital, ciudad en la que se instalarán hasta que el Gobierno entregue respuestas que concretamente resuelvan la violencia en sus territorios

La minga indígena protestó este miércoles en la ciudad de Cali, desde donde se prepara para iniciar su movilización hacia Bogotá, para exigir al Gobierno nacional que cumpla sus exigencias relacionadas con la vida, la paz, la democracia y el territorio.

Los representantes de las comunidades indígenas esperan que unas 10.000 personas se movilicen desde este jueves hasta la capital, ciudad en la que se instalarán hasta que el Gobierno entregue respuestas que concretamente resuelvan la violencia en sus territorios.

«La ‘minga’ del suroccidente colombiano ha definido marchar hoy en Cali (…) donde hacemos posicionamiento político y el día de mañana iniciaremos la ruta hacia la ciudad de Bogotá», dijo la consejera de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Aida Quilcué, en una rueda de prensa.

Para la líder, la «minga» llegará hasta Bogotá porque «el Gobierno colombiano no quiso aceptar el llamado» que hicieron para reunirse con el presidente Iván Duque en Cali, así como para protestar por el «dramático» aumento de los asesinatos de los indígenas.

Los indígenas exigieron que Duque se reuniera con ellos, pero el mandatario envió el lunes hasta Cali una comisión de alto nivel y con poder de decisión conformada por varios ministros y otros altos funcionarios que viajaron desde Bogotá.

«Es muy complicado que él (Duque) no quiera dialogar sobre esos puntos que nos preocupan a nosotros, por lo cual nos ha obligado a venir hasta acá (Cali) y ahora hasta Bogotá. El mensaje es que unamos las luchas, que nos acompañen y lleguemos a Bogotá como uno solo», agregó Quilcué.

MANIFESTACIÓN POR LA VIDA

En la manifestación de este miércoles, centenares de indígenas y voceros de distintas organizaciones se tomaron las calles de Cali en una jornada en la que se escucharon frases como «nos podrán arrebatar hasta la vida misma, pero jamás nos podrán arrebatar el sueño de la nueva Colombia» y «la minga camina mientras la guerra siga».

Con carteles y banderas en las manos, los representantes de los pueblos indígenas dijeron que se movilizan en contra de las masacres, para que la juventud no regrese a la guerra, para defender la vida y para luchar por una Colombia que les brinde las garantías necesarias para tener una vida digna.

«Hoy como pueblo decimos no a la violencia, sí al acuerdo de paz y a la lucha del pueblo indígena (…) Sí al territorio, sí a la vida, sí a la paz, sí a la democracia y que el mundo se dé cuenta de lo que somos capaces los pueblos indígenas en Colombia», dijo uno de ellos.

Los líderes también instalaron un «debate simbólico» en el que dejaron una silla vacía para el presidente Duque a quien le dijeron que la guerra no solo la hacen los grupos armados sino que también es alentada por la estigmatización hacia sus comunidades.

EL GOBIERNO RESPONDE

Sobre las exigencias, el Gobierno nacional ha insistido en que tiene voluntad de atender los reclamos de la comunidad étnica a través del diálogo, pero señala que la movilización no es una «minga» reivindicativa, sino una de carácter político.

«El Gobierno ha hecho grandes esfuerzos por cumplir lo pactado durante este gobierno y gobiernos anteriores. Seguimos buscando establecer rutas de trabajo para atender inquietudes políticas de la ‘minga’«, manifestó en un comunicado el Ministerio del Interior.

En ese sentido, los representantes indígenas controvierten al gobierno y aseguran que si bien sus exigencias son de alcance político, eso no significa que estén usando la protesta para conseguir capital electoral.

POR: BLU RADIO

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares