Bares de Bucaramanga, listos para dejar atrás el ‘trago amargo’ de la pandemia

La prueba piloto se haría el próximo 1 de octubre, dependiendo del comportamiento que para ese entonces tenga la pandemia en la capital santandereana.

Tras conocerse que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Interior, aprobó la implementación de pruebas pilotos para que los bares vuelvan a atender al público en sus respectivas instalaciones, la Alcaldía de Bucaramanga anunció que adelanta la logística para garantizar la reapertura de tales establecimientos nocturnos.

El propio alcalde de la capital santandereana, Juan Carlos Cárdenas Rey, habló de la reactivación de los bares, al tiempo que reconoció que ellos han sido uno de los sectores de la economía local más golpeados por la pandemia.

Según dijo el Mandatario, “nuestro Municipio, basado en los principales indicadores sanitarios como la reducción de la ocupación UCI (por debajo del 80%) y el ascenso de recuperados (superación al 77%), ha venido flexibilizando las medidas restrictivas y dando apertura a nuevos sectores de la economía”.

Daniel Santiago Duarte, presidente de Unibares, por su parte, dijo: “Haremos una mesa de trabajo en la Alcaldía y, de acuerdo con los lineamientos de expertos se determinarán las pautas, fechas, en qué horario podríamos funcionar y cuáles serían los bares que iniciarán este piloto”.

El Mandatario Local añadió que lo que se busca con estos ejercicios y reaperturas seguras es recuperar empleos, cuya tasa de desocupación está por encima del 20% debido a la emergencia sanitaria.

“La invitación, eso sí, es a mantener las medidas preventivas. Yo confío plenamente en los bumangueses, pues han demostrado que son personas que se saben comportar y sé que contribuirán para que esto siga avanzando de manera sostenible”, indicó Cárdenas Rey.

Se acatarán las normas

Desde ya, los dueños de los establecimientos nocturnos trabajan en las logísticas para reabrir sus puertas, bajo planes supervisados.

Vale mencionar que los dueños de estos negocios seguirán lo determinado en el decreto 1076 y en la resolución 1569.

Para la reapertura, según trascendió, Cárdenas Rey elevó la solicitud al Ministerio del Interior y se espera que una vez aprobados todos los requisitos -y si los indicadores de contagio se mantienen estables y bajos- la prueba piloto se haría el 1 de octubre.

Para el representante de Unibares, “acogeremos las determinaciones emitidas por el Ministerio de Salud, en donde se reúnen todos los lineamientos para el manejo y control de riesgos de la COVID-19 para el consumo de bebidas alcohólicas”.

La prueba piloto se realizará únicamente en bares y no en discotecas, ya que no se pueden habilitar pistas de bailes.

Dicho ejercicio se llevará a cabo durante un mes y a partir de ahí, de acuerdo con la viabilidad y a la acogida de los ciudadanos, se empezará con una reapertura sólida.

Con esta reactivación se estima que serán más de 500 bares los que abrirán nuevamente sus puertas al público.

Antes de la pandemia habían 1.495 constituidos legalmente ante la Cámara de Comercio de Bucaramanga, y aproximadamente el 65% de ellos cerraron sus puertas definitivamente durante el virus.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares