Así operaba la red que vendía carne de caballo y burros enfermos para niños del PAE en Santander

La Fiscalía reveló detalles escalofriantes de cómo operaba la red que vendía carne de caballo y burros enfermos para niños del PAE en Santander

En las últimas horas, fue capturado en Bucaramanga, Fernando Trujillo Gómez, acusado de vender carne equina como si fuera carne de res a las empresas que operaban el Plan de Alimentación Escolar, PAE, en esa ciudad y Santander.

En diálogo con BLU Radio, la secretaria de Educación de Santander, María Eugenia Triana, aplaudió la actuación de la Fiscalía en este caso y reveló que los hechos corresponden a investigaciones realizadas en los años 2018 y 2019.

“Por ahora conocemos las investigaciones que ha hecho la Fiscalía General de la Nación. Debemos verificar si estos alimentos fueron entregados a los niños porque, por supuesto, está en riesgo su salud”, dijo.

La secretaria aclaró que los actuales contratistas del PAE en el departamento son diferentes a los de la anterior administración, cuando ocurrieron los hechos.

“Hoy hay toda la tranquilidad absoluta porque se está entregando el mejor paquete alimentario, de calidad, a los niños, porque hoy están con el aprendizaje en casa”, aclaró.

PUBLICIDAD

Según la investigación la carne de caballo y de burro, algunos de ellos enfermos o muertos en la costa Atlántica, era entregada en las raciones alimentarias a los niños por Fernando Trujillo, conocido con los alias ‘El Padrino’ o
‘El Gemelo’, un comerciante de Santander.

“Al parecer, con guías de movilización falsas trasladaba los animales hasta Bucaramanga y allí los sacrificaba”, señala la Fiscalía

Según la Fiscalía, luego de traer y sacrificar a los animales en un matadero clandestino de Bucaramanga trataba la carne con químicos para alterar la contextura, intentar hacerla más blanda y darle un color rojizo. Luego, la empacaban al vacío y le ponían sellos de empresas dedicadas a la comercialización de carne de res.

“El comerciante Trujillo Gómez facturaba el producto equino como si fuera carne bovina y vendía semanalmente entre 2.000 y 2.500 kilos a los operadores del PAE en Bucaramanga y Santander. La actividad ilegal la habría realizado entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, y le representó ingresos superiores a los 500 millones de pesos”, manifestó Ángela Chacón, directora especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos de la Fiscalía.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares