Juzgado ordena secuestro de bienes a la UCI San Gabriel

Los problemas económicos de la UCI San Gabriel en el Socorro son cada vez más evidentes.

Ayer, a las 9:30 de la mañana, la instalaciones de la unidad de cuidados intensivos más grande que tiene el sur de Santander pasó a manos de un secuestre por orden del Juzgado Segundo Civil del Circuito del Socorro.

Durante toda la mañana, Raúl Galvis Torres, autorizado por el juzgado para este procedimiento, estuvo haciendo el inventario de los ventiladores mecánicos, bombas de infusión, camas, monitores y demás equipos de la UCI.

La orden de secuestre se da en medio de un proceso legal que la empresa Segurity Management Online S.A.S. adelanta contra Corpo Medical S.A.S, propietaria de la UCI San Gabriel.

La unidad de cuidados intensivos que funcionaba dentro de las instalaciones del Hospital Manuela Beltrán permanecía cerrada desde el pasado primero de mayo por la falta de solvencia financiera.

En medio de la crisis está la incertidumbre de los empleados que esperan el pago de los meses adeudados de salario y otras prestaciones legales retrasadas.

Una alternativa para

el Hospital

Pablo Cáceres Serrano, gerente del Hospital Manuela Beltrán del Socorro, indicó que la entidad no tiene nada que ver con el actual procedimiento y ahora harán una propuesta a Galvis Ortiz (secuestre) y el juzgado.

La idea de Cáceres es solicitar que mientras solucionan dicho inconveniente legal, dejen que el hospital opere los equipos de forma transitoria y así poder habilitar las camas de cuidados intensivos existentes en la San Gabriel.

Tomada: Vanguardia.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares