Arzobispo de Bucaramanga propone plan piloto para reabrir iglesias

El ritual de la misa tendrá varios cambios, entre ellos, el saludo de la paz y la entrega de la comunión.


En ese sentido la máxima autoridad de la iglesia católica de Bucaramanga, el Arzobispo Ismael Rueda, explicó que ya le pidió al vicario de anunciación que vaya haciendo presupuestos, cotizaciones sobre kits básicos que debe tener una parroquia para poder operar, para no improvisar.

“Lo que yo estoy diciendo es que debemos prepararnos, porque tarde o temprano, 8 días, 15 días, un mes, lo que sea, el tiempo ya establecido por las autoridades se va ir haciendo la apertura, entonces tenemos que estar preparados todos”, dijo el Arzobispo de Bucaramanga, Ismael Rueda.

La iglesia observa que hay dos tipos de medida, las hay de bioseguridad, los dos metros, el detector de temperatura, el gel o el alcohol, poner dispensador en la entrada, poner aforos para que haya un número determinado de fieles, esos son los protocolos normales, pero a demás de eso hay protocolos propios de la liturgia.

“Por ejemplo que la comunión se entregue en la mano, nunca en la boca, sino en la mano, que la paz no se dé con contacto físico sino mediante una venia, ese es el signo de paz, en los matrimonios o en los bautizos no se debe entregar comunión de dos especies”, dijo el Arzobispo de Bucaramanga.

De igual forma el jerarca de la iglesia católica indicó que la comunidad debe tomar este momento con mucha madurez, con una gran ponderación. “Se deben tomar todas las medidas para evitar que esta situación sea más dramática”, explicó el Arzobispo Ismael Rueda.

Monseñor Ismael Rueda señaló que le preocupa el aumento de casos de COVID-19 en Santander.

«Es muy grave, esto asusta, pero debemos afrontar el virus», dijo el arzobispo de la capital santandereana.

Por: Redacción Digital BLU Radio

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *