«En Dabeiba los victimarios fuimos todos, ilegales y legales»: excomandante de Farc

Por primera vez Rubén Cano, conocido en la guerra como «Manteno» y comandante de la entonces guerrilla de las Farc revela por qué Dabeiba terminó con una fosa común de falsos positivos.


Por: Camila Carvajal, BLU Radio

Rubén Cano es el nombre de quien en la guerra conocían como ‘Manteco’, uno de los más sanguinarios hombres de la antigua guerrilla de las Farc, quien comandó el frente 58 en pleno ‘Cañón de la Llorana’ en el occidente y Urabá, quien hoy hace parte del programa de reincorporados y que recuerda lo que pasó en los años de la guerra para terminar en Dabeiba enterrando a las víctimas de falsos positivos.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

“Dios quiera que esa fosa que encontraron sí sea la más granden como han dicho. Yo creo que no, hay más. Yo llego a Dabeiba en 1998 y había una dinámica de guerra asombrosa. Además de nosotros, los de las Farc, había un jefe paramilitar conocido como ‘Escalera’ y también estaba la Fuerza Pública. Todos matamos campesinos y habitantes del pueblo”, dijo en diálogo con BLU Radio ‘Manteco’.
Ruben Cano cree que todas las víctimas que están esperando razón de sus seres queridos en las inspecciones de la JEP en el cementerio Las Mercedes no la van a tener.“Es que el cementerio era solo zona del Ejército y la Policía. Nosotros no enterrábamos ahí y peor, los paramilitares los tiraban al río. En Riosucio quedaron más de mil víctimas”, relató Cano.

 

Sobre los muertos enterrados en el cementerio de Dabeiba, no tiene dudas de que son víctimas de ejecuciones extrajudiciales o falsos positivos.

“Siempre hubo fuerte presencia de Ejército y Policía y mantenían dado de baja a guerrilleros, pero uno se asombraba porque guerrilleros realmente no eran. Era muy fácil saber que estaban matando inocentes porque los únicos guerrilleros que daban de baja eran en combate y cuando asesinaba guerrilleros siempre estaba la cifra de paramilitares o soldados muertos, pero cuando resultaban con la noticia de que muerto un guerrillero, sin haber un soldado ni siquiera herido, con seguridad no era guerrillero”, contó Cano.

«Tiene que pensar un poco para perfilar a las víctimas. Dabeiba era un municipio prácticamente desolado en esa época. El paramilitarismo estaba allí y ahí mismo había Fuerza Pública con Ejército y Policía y tenía un vehículo donde cogía las víctimas y las mataba a sol caliente, eso era lo que yo conocía (…) Las víctimas no podemos decir que eran solamente campesinos, aunque contra ellos sí era la arremetida mayor, pero también cayó mucha gente del pueblo, mucha con problemas mentales y toda gente pobre”, manifestó Ruben Cano. 

‘Manteco’, 20 años después de recorrer a su antojo Dabeiba y el ‘Cañón de la Llorana’, es consciente de que las exhumaciones de la JEP en esa población antiqueña sacará a la luz las más crueles evidencias de la guerra.

“Para ser sincero y no andar con mentiras, los victimarios fuimos todos los actores armados: legales e ilegales. Dejemos que la justicia siga investigando, pero uno lo que conoce es que en este caso de la fosa de Dabeiba no solamente traían gente para asesinar desde Medellín, la violencia azotó todos estos municipios desde Cañasgordas para abajo, pasando por Uramita con mayor fuerza, hasta Frontino, Dabeiba, Mutatá y Chigorodó”, aseguró Cano mientras con la cabeza reafirma las palabras que él mismo va pronunciando.El que fue el más temerario comandante de las Farc en Dabeiba también espera que la JEP avance en las investigaciones y al final haya una verdad para contar sobre la guerra.

“El compromiso de nosotros es contribuir con el esclarecimiento y la verdad ante la JEP y ante el país. Pero una cosa tiene que quedar clara. La información de esa fosa común que está dentro del casco urbano, solo la pueden decir los que eran grupos armados legales en ese momento”, finalizó Cano.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares