Nerviosismo y silencio en clase política costeña tras fuga de Merlano

Varios de sus compañeros de partido y de Congreso, con quienes se reunía frecuentemente la hoy prófuga, ahora dicen no conocerla.


Por: Redacción Digital BLU Radio

El nerviosismo en el ambiente político de Barranquilla es evidente tras la fuga de la excongresista Aida Merlano Rebolledo. Se ha tornado imposible para la prensa contactar a varios de sus compañeros en el Partido Conservador, la casa Gerlein o el Congreso de la República, que compartieron con ella muchos años de correrías y se les veía con frecuencia en reuniones y eventos, porque ahora resulta que solo tenían relación de vista o de saludo.

Incluso, un representante a la Cámara por el Atlántico, que pidió no identificarlo, respondió tajante a la pregunta sobre las consecuencias de la fuga de Merlano: “yo no sé nada, ni la conozco».

A través de su abogado, dos de los políticos investigados por la Corte Suprema de Justicia en el mismo caso de compra de votos que derivó en la condena a 15 años de Merlano, manifestaron que no tienen contacto con ella y que se encuentran preparando su defensa por los delitos electorales en los que fueron implicados. Son ellos la excandidata a la Cámara Lilibeth Llinás, quien fue la fórmula de Merlano al Congreso en las elecciones de marzo de 2018, pero no le alcanzó la votación, y la diputada del Atlántico Margarita Ballén, representadas por el abogado Diego Muñetón.

Este abogado también fue defensor de Merlano hasta hace algunos meses y por lo tanto conoce de cerca su caso. “No hay ninguna relación personal de Margarita con la doctora Aida Merlano a no ser que son del mismo partido, el Conservador”, dijo.

La investigación de la Corte también cobija a los senadores Arturo Char y Laureano Acuña, a los concejales de Barranquilla Aissar Castro y Juan Carlos Zamora, al concejal de Soledad Vicente Támara, a los diputados del Atlántico Adalberto Llinás y Jorge Rangel y a nueve particulares, entre ellos el empresario Julio Gerlein, padrino político de Merlano y uno de sus financiadores.

Al respecto, el senador conservador Laureano Acuña se había pronunciado días atrás sobre la investigación en su contra y la amenaza de Merlano de prender el ventilador. “Nosotros estamos prestos a colaborar con la Corte y estamos muy tranquilos, tenemos un movimiento totalmente independiente, ya que en el Atlántico hay tres vertientes conservadoras y yo respondo por la mía, no puedo hacerlo por las demás”.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares