La reserva activa de la Policía protestó por el servicio de salud

Las principales quejas de los manifestantes fueron la falta de citas para médicos especialistas y la aprobación de exámenes.

La reserva activa de la Policía protestó en frente del Establecimiento de Sanidad Policial, E.S.P San Gil, por la prestación del servicio de salud que se les está dando. “El sistema de salud de la Policía ha venido en decadencia, hemos estado reclamando desde el año 2012 que se nos mejore el servicio”, mencionó Oscar Silva, oficial de Policía retirado.

Los manifestantes señalaron que aunque se les han brindado algunos servicios como el de odontología, medicina general y enfermería, han tenido inconvenientes respecto a la asignación de citas con especialistas y la aprobación de exámenes médicos. “Tenemos personas enfermas con citas de especialistas que tienen que desplazarse a Bucaramanga, y cuando van allí no hay contrato o no hay servicio”, destacó Silva.

Le puede interesar: La morgue le prestará el servicio a las funerarias de San Gil

Carlos Remolina, uno de los asistentes, mencionó que en su caso, desde el 26 de diciembre de 2018 tiene pendiente un examen de corazón que hasta la fecha no le han realizado. “Me han dicho que esta semana, que mañana, que me acerque, pero nunca”. De igual forma, destacó que tiene citas pendientes con el urólogo y con el ortopedista que no ha podido cumplir por la falta del servicio.

Pese a que la semana anterior se les dio la posibilidad a algunos usuarios de que viajaran a Bucaramanga para cumplir con las citas que tenían retrasadas, los manifestantes exigen una solución definitiva ante los problemas que les aquejan. La prestación igualitaria del servicio, los contratos de salud continuos, la nivelación salarial y la aprobación de citas con especialistas y exámenes médicos son las exigencias que plantearon los manifestantes de la zona regional.

Desde la oficina de comunicación estratégica de la Policía se manifestó que se va a dar un pronunciamiento del tema cuando se tenga una respuesta de la dirección de sanidad.

La reserva activa de la Policía protestó en frente del Establecimiento de Sanidad Policial, E.S.P San Gil, por la prestación del servicio de salud que se les está dando. “El sistema de salud de la Policía ha venido en decadencia, hemos estado reclamando desde el año 2012 que se nos mejore el servicio”, mencionó Óscar Silva, oficial de Policía retirado.

Los manifestantes señalaron que aunque se les han brindado algunos servicios como el de odontología, medicina general y enfermería, han tenido inconvenientes respecto a la asignación de citas con especialistas y la aprobación de exámenes médicos. “Tenemos personas enfermas con citas de especialistas que tienen que desplazarse a Bucaramanga, y cuando van allí no hay contrato o no hay servicio”, destacó Silva.

Carlos Remolina, uno de los asistentes, mencionó que en su caso, desde el 26 de diciembre de 2018 tiene pendiente un examen de corazón que hasta la fecha no le han realizado. “Me han dicho que esta semana, que mañana, que me acerque, pero nunca”. De igual forma, destacó que tiene citas pendientes con el urólogo y con el ortopedista que no ha podido cumplir por la falta del servicio.

Pese a que la semana anterior se les dio la posibilidad a algunos usuarios de que viajaran a Bucaramanga para cumplir con las citas que tenían retrasadas, los manifestantes exigen una solución definitiva ante los problemas que les aquejan. La prestación igualitaria del servicio, los contratos de salud continuos, la nivelación salarial y la aprobación de citas con especialistas y exámenes médicos son las exigencias que plantearon los manifestantes de la zona regional.

Desde la oficina de comunicación estratégica de la Policía se manifestó que se va a dar un pronunciamiento del tema cuando se tenga una respuesta de la dirección de sanidad.

 

 

POR: VANGUARDIA.COM

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *